País de heroínas, héroes y súper héroes

Hacer una cadena para recibir el apoyo de los vecinos que apoyan.

Clasificar ropa.

Organizar alimentos.

Clasificar medicinas.

Y la no menos difícil y seria tarea de sacarle una sonrisa a los niños en los albergues.

Todo suma, todos somos uno…

 

En lo profundo

No importa ni como, ni donde, ni cuando pasó…

Cualquier escena de destrucción saca desde lo más profundo de nuestro ser, para hacer conscientes sin así querer, nuestra propia fragilidad.

No hace falta ver un rostro para conectar con el dolor.

Abajo de esos escombros, en lo profundo, solo existe el temor. 

En cada grieta, en cada trozo de madera, en cada ladrillo está inscrita la palabra miedo…

 

La Carrera Panamericana 2016

La Carrera Panamericana, The Ultimate Road Race, es una de las competencias de autos más difíciles, sólo después del Dakar. Cada año es un reto de logística para organizadores y competidores; este año es especial por dos razones: la primera es porque, a diferencia de las ediciones anteriores, empieza en el centro del país. La segunda, un atractivo extra, es la categoría MINI Panam Challenge, que debuta en esta edición, con un contingente de doce MINI Cooper en la que compiten reconocidos pilotos como Benito Guerra Latapí y su copiloto Jaime Zapata. Además de Eduardo Henkel y Sergio Puente entre otros.

Las primeras etapas son hacia el sur, como las dos primeras ediciones en los años cincuenta que se corrieron en su totalidad a partir del norte. La edición número XXIX de La Carrera Panamericana sale de la capital del Estado de Querétaro el 13 de octubre y termina el 20 del mismo mes en la capital de Durango.

Un gran contingente de autos clásicos de competencia, junto con los modernos MINIS recorren a velocidades promedio superiores a los 180 kmh, una ruta de más de 3,500 kilómetros de carreteras federales mexicanas, como cada año, a través de maravillosos escenarios y paisajes naturales. La etapa de calificación es en las cercanías de Peña de Bernal y una gran comida de bienvenida se lleva a cabo posteriormente en la Hacienda Viborillas.

El primer día, el 14 de octubre, la gran caravana Panamericana llega a la Ciudad de Puebla, previas etapas de velocidad y sus tránsitos respectivos; al siguiente día, los participantes arriban a la Ciudad de los Palacios, en donde una recepción multitudinaria admira los autos que llegan frente a Bellas Artes. Toluca es la meta del 16 de octubre, las etapas de velocidad de este día son espectaculares por los tramos que cruzan los bosques que circundan al nevado de Toluca durante el recorrido.

En la Ciudad de Morelia, al siguiente día, está el arco de meta, donde la etapa de velocidad de Mil Cumbres es uno de los retos de mayor tradición, determinante y más esperado por público y competidores. Para el 18 de octubre la meta es Guanajuato, frente al Teatro Juárez, justo después de recorrer una de la etapas mas cortas y veloces del día en La Valenciana. Después de La Congoja, el Cerro de la Bufa, uno de los tramos de velocidad más rápidos y espectaculares, visitado por muchos espectadores es el escenario de la última etapa del día siguiente, previa al arco de meta en la Ciudad de Zacatecas.

Durango es la meta final el 20 de octubre, donde los corredores festejan tras sortear las últimas etapas y una de las más difíciles de todo el evento: el Espinazo del Diablo. Por la noche se lleva a cabo la última Cena de Premiación de esta XXIX Edición de La Carrera Panamericana.

La Carrera Panamericana no perdona, ninguna competencia permite errores, pero en siete complejos y difíciles días con más de tres mil kilómetros, las posibilidades de un desatino son muchas, por lo que es determinante una preparación física y mental de la tripulación, tener un excelente levantamiento de la ruta, la puesta a punto del auto, tener muy estudiada la logística y el apoyo mecánico. Con el tiempo, La Carrera se ha profesionalizado de una manera total, participar en ella no es cosa fácil, en gran medida por el elevado costo dadas las especificaciones técnicas y de seguridad requeridas en el desarrollo de los autos. Si participar en La Pana no es sencillo, conseguir el triunfo es todo un reto, un lujo al que pocos pueden acceder.
Haz clic aquí para editar.

 

Rally Histórico Transpeninsular 2016

Inaugurada en 1973, La Carretera Transpeninsular México 1, “Benito Juárez”, es la vía de enlace terrestre entre Tijuana y Cabo San Lucas con una longitud aproximada de 1,740 km. Su trazo serpenteante conecta todas las poblaciones intermedias, cruzando valles desérticos y serranías a lo largo de la Península de Baja California y en su ir y venir, da cuenta de las costas del Océano Pacífico y el Mar de Cortez.

 

Es una tierra atemporal cubierta por el cielo de un azul único que enmarca y resalta el colorido de los comercios, sus peculiares construcciones, señalizaciones, transportes y una infinidad de cactáceas que, alternando con interminables extensiones semidesérticas, algunas zonas agropecuarias, pequeños oasis de flacas y altas palmeras y sus sorprendentes kilómetros costeros, se encuentran a los costados de la carretera transpeninsular y ocasionalmente destellan en tus ojos a un ritmo particular y llenando de una especial armonía todo el trayecto.

 

Este es el escenario perfecto para que el mundo conozca, a través del deporte motor, parte de México: una península, dos estados, siete municipios, innumerables bellezas naturales y la inigualable calidez de sus habitantes.

 

Esta tierra vio nacer las competencias off road, como la mundialmente famosa Baja 1000, ya hace 40 años, por lo que el público bajacaliforniano no es ajeno a este tipo de competencias. Existe pues, ya, una afición que enriquece, así, y le da color a esta primera versión del Rally Histórico Transpeninsular.

 

Con el tradicional formato de rallies conformado por etapas de velocidad cronometradas, tránsito y servicio, se llevó a cabo sobre la México 1, el Rally Histórico Transpeninsular, cerrada durante la competencia al tránsito público, gracias el apoyo de las autoridades federales, estatales y municipales para el cierre de carreteras y de auxilio y protección incluso en zonas urbanas

 

Se recorrieron más de 1,740 kilómetros en tres días, divididos en ocho pruebas de velocidad, por día, previamente definidas para este fin, tomando en cuenta, principalmente, la seguridad tanto de competidores como de oficiales de carrera y público en general, y de la misma manera que ofrecieran un reto técnico y velocidad tope a los pilotos y sus autos.

De Tijuana a Cataviña el primer día; Cataviña – Loreto el segundo y el tercer y último día de Loreto a Cabo San Lucas en donde se instaló la meta final. El mejor tiempo lo realizó el estadounidense Chris Eberz a bordo de su potente Studebaker 1954 con mas de 600 caballos de potencia. Rob Miller y Wade Willson, tras reparar las fallas de su Shelby 1965, quedando fuera en un par de secciones de velocidad y gracias a la magia de Steve Strupp quien encontró y repuso el diferencial que requerían en una antigua camioneta Ford casi abandonada en un poblado a un costado de la Transpeninsular, lograron colocarse en la segunda posición.

 

El auto mas hermoso, trofeo que también hubiera ganado de haber existido esta fase, fue el Mustang 1965 del Ingeniero Jesús Alatorre de San Luis Río Colorado, Sonora, quien se coronó con el primer lugar de la categoría Turismo Stock, equipo que también sufrió las inclemencias del asfalto superando algunos contratiempos mecánicos para alcanzar la meta final en Cabo San Lucas. Inscrito de último minuto y corriendo solo todo el trayecto a bordo de su Harley Davidson Screaming Eagle Edición Especial, sólo 400 en el mundo, el Doctor Alfredo Martínez, presidente del club de motociclistas “Mercenarios de Ensenada” se adjudicó el título de “Hombre de Acero” quien además logró esta hazaña sin descomposturas o fallas de conducción.

 

 

Entrada completa:

http://onewaybooks.weebly.com/rock–road/rally-historico-transpeninsular-2016

 

Libro: