Elegir es lamentar o el irremediable triunfo de la cordura

En un cruce de caminos.

Ambos prometen, ambos cuestionan, ambos implican sacrificio.

Por un lado lo que se ha construído, los logros y las satisfacciones, la imagen reflejada casi idéntica a la percibida, la familia el amor y los amigos, el trabajo.

Por otro lado la aventura, la atracción de lo nuevo, lo inquietante de lo que se ignora, el latir una vez mas como hace años, la adrenalina y la máxima calentura, total incertidumbre seductora.

Elegir es renunciar. Cual capitán de buque de guerra habrá que optar por la alternativa que cause el menor daño posible, bajas de guerra le llaman, el cálculo se antoja difícil. A ojo de pájaro me doy cuenta de que sea lo que elija algún día lo lamentaré, lo sé por que ya he pasado por aquí.

Y una vez mas esa sensación familiar en el estómago, optaré por lo cordura. La locura, alguna vez triunfante, esta ocasión será, otra vez derrotada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s