LA MÁQUINA DE FOLLAR Charles Bukowski

Hacía mucho calor aquella noche en el Bar de Tony. Tanto que ni siquiera pensaba en follar, sólo en beber cerveza fresca.
Tony nos puso un par para mí y para Mike el Indio. Mike sacó el dinero. Le dejé pagar la primera ronda. Tony lo echó en la caja registradora, aburrido, y miró alrededor… había otros cinco o seis tipos mirando sus cervezas. Imbéciles. Así que Tony se sentó con nosotros.

– ¿Qué hay de nuevo, Tony? -pregunté.
– Es todo una mierda -dijo Tony.
– Entonces no hay nada nuevo.
– Mierda -dijo Tony.
– Ay, mierda -dijo Mike el Indio.

Nos bebimos las cervezas.

– ¿Qué piensas tú de la Luna? -pregunté a Tony.
– Mierda -dijo Tony.
– Sí -dijo Mike el Indio-, el que es un carapijo en la Tierra, es un carapijo en la Luna, qué mas dá.
– Dicen que probablemente no haya vida en Marte -comenté.
– ¿Y qué coño importa? -preguntó Tony.
– Ay, mierda -dije-. dos cervezas más.

Tony las trajo, luego volvió a la caja con su dinero. Lo guardó. Volvió.

– Mierda, vaya calor. me gustaría estar más muerto que los antiguos.
– ¿A dónde crees tú que van los hombres cuando mueren, Tony?
– ¿Y qué coño importa?
– ¿Tú no crees en el espíritu humano?
– ¡Todo eso son cuentos!
– ¿Y qué piensas del Che, de Juana de Arco, de Billy el Niño, y de todos esos?
– Cuentos, cuentos.

Bebimos las cervezas pensando en esto.

– Bueno -dije-, voy a echar una meada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s